Comer dulce y que no se noten los excesos navideños: #daelpaso

Toda edad y época del año es buena para disfrutar del dulce. Sí, enero, junio o septiembre (también conocidos como meses de dieta, operación bikini, o llamémoslo X): habéis oído bien. Porque el antojo de dulce no debe nunca, nunca, ser menospreciado, y los gramos (seamos optimistas) que hayamos podido ganar en Navidad tampoco deben ser considerados un obstáculo. Un toque dulce nunca sobra en la dieta. Sí, enero, míranos bien porque nos vas a poder ver disfrutando de un colofón dulce en nuestras comidas (ligero, no os asustéis) sin ningún remordimiento.

Lo primero: tranquilas, que no hace falta ser Jordi Roca para sacar adelante esta receta (aunque sí él quiere hacerlo y darnos de merendar no seré yo quien me oponga). Os proponemos una brocheta de fruta y queso: un postre más que saludable y que además es apto para cualquier época del año. Los ingredientes esenciales: palillos para montar la brocheta, uvas (con o sin semillas, al gusto del consumidor final), mandarinas, piña natural, fresas (si las encontráis buenas, bonitas y baratas) y queso Gouda Kaiku Sin Lactosa.

  • Para comenzar y que no reine la anarquía en la cocina, dejamos a mano platos diferentes para ir colocando la fruta preparada.
  • Pelamos las mandarinas y separamos por gajos, retirando pepitas traicioneras.
  • Cortamos la piña en trozos y limpiamos las uvas y las fresas.
  • Cortamos lonchas de queso Gouda Kaiku Sin Lactosa en pequeñas tiras. Usar queso en lonchas nos permite incluir en cada bocado un trozo de queso y aprovechar la combinación de su sabor con cada fruta. El refranero español no suele equivocarse (salvo en San Blas, que a mí aún no me ha pasado nunca eso de “la cigüeña verás”): “uvas y queso, saben a beso”, pero seguro que mandarinas y queso también.
  • Ya estamos listas para montar: intercalamos la fruta para incluir dos porciones de cada una en cada brocheta, y entre cada fruta un trocito de queso Gouda Kaiku Sin Lactosa. Voilà!

El toque gourmet, si tenéis tiempo y ganas, consiste en acompañarlo de un ‘dip’ de chocolate. Os recomendamos chocolate negro con la concentración de cacao más alta que podáis (a partir de 70%) para que el postre siga siendo 100% saludable. Al baño maría con una pizca de leche desnatada Kaiku Sin Lactosa para ayudar a que el chocolate se derrita; lo ponemos en un bol mono y… ¡a por ello!

Receta idónea para todas aquellas que estéis hartas a decir “no” a nada que no sea lechuga por eso de “cuidarse”: porque se puede innovar y sacar adelante un postre que satisfaga a nuestro lado más dulce y a nuestra conciencia saludable. Además, es tan fácil de hacer que, presentándolo bien, podemos parecer sacadas de un programa de televisión de cocina moderna. Y por si fuera poco, es mano de santo para que los niños coman fruta: debe ser que una piña puesta en trocitos en un palo es menos piña. La vida es muy corta como para renunciar a nuestro paladar más dulce: #daelpaso y… ¡que aproveche!

Platos ligeros con frutaPostre ligero de brocheta de fruta

ideas para platos con fruta

Recetas de cocina sin lactosa

Postres sin lactosa

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

frutagastrogastronimíakaikukaiku sin lactosarecetas sin lactosasin lactosa