11ENE 19

Cuesta de enero: cómo ahorrar en casa y seguir comiendo sano

Cuesta de enero: cómo ahorrar en casa y seguir comiendo sano

No, no has despertado de una pesadilla: el gastar no ha terminado. Llegan las rebajas de invierno y con ellas la archiconocida cuesta de enero: el momento del año en el que saber cómo ahorrar se hace más que imprescindible. Eso sí, nadie quiere ahorrar y dejar los propósitos de año nuevo de lado, así que hoy desde Kaiku Sin Lactosa, te traemos unos métodos para ahorrar (o mejor dicho, consejos) sin renunciar a comer bien. No sólo de comidas baratas hablaremos, sino también de cómo aplicar en tu rutina ciertas pautas que te harán ser bueno contigo mismo, con el medio ambiente y con tu bolsillo.

Despídete de sobresaltos innecesarios (nadie quiere descentrar tu mente de las rebajas) y sigue estos trucos para sobrevivir a la cuesta de enero con la mejor cara. ¿Das el paso?

via GIPHY

CÓMO AHORRAR Y SEGUIR COMIENDO SANO EN LA CUESTA DE ENERO

Compra frutas y verduras de temporada, uno de los mejores métodos para ahorrar

Acostúmbrate a comprar en temporada. No sólo porque comerás alimentos en su punto perfecto de maduración, sino que comprarás de forma local y siendo consecuente con el clima. Además, habría que sumar que estas frutas y verduras tendrán más conservantes o pesticidas para poder aguantar más tiempo en perfecto estado. Por ejemplo, ¿sabías que la temporada del mango en nuestro país es en invierno? Dejarás de comprarlo a precios irrisorios en verano. De nada.

via GIPHY

Elabora comidas baratas en casa y despídete del menú del día

¡Con lo fácil que es bajar al bar de la esquina y pedir algo para llevar! Y si te contamos que es todavía más fácil ponerse un día a la semana a cocinar, y que además, será mucho más sano, ¿cómo te quedas? Al prescindir de comer menús del bar de abajo y controlar lo que comes, y sobre todo, las cantidades, pronto descubrirás los beneficios del dios tupper. ¿El truco para preparar el más equilibrado de todos los tuppers? Muy sencillo: incorpora una base de hidratos como puede ser arroz integral o pasta; una buena parte de verduras y otra de proteína que puede venir en el formato que elijas: pollo, salmón, tofu o garbanzos. ¿Y de postre? Nada como nuestros yogures sin lactosa: ligeros y digestivos. Perfectos para sobrevivir a un martes. 

Plan de ahorro: organiza tus comidas y congela mucho

Ronda por internet un término maravilloso del que te harás fan a partir de ahora: “meal planing”. Básicamente consiste en ser lo más eficaz posible con tus menús semanales preparando durante un día comida para toda la semana. De esta forma, ahorras tiempo, puedes congelar para comer la semana siguiente, y eso de “pido comida a domicilio” no entrará en tus planes. Descongelar y listo.

Cómo ahorrar en comida: compra a granel y aprovecha todo

A partir de ahora, cada vez que vayas al súper, no compres los frutos secos o las legumbres en bolsas ya preparadas: ve a por el granel. Además, evita comprar productos que vengan cortados o pelados si puedes comprarlos “enteros” (hablamos del pollo, las verduras o las frutas). Compra un pollo entero y aprovecha los huesos para preparar un caldo. Lo mismo ocurre con la parte menos apetecible de las verduras o las cabezas del marisco. Tendrás una base para arroces o guisos perfecta (y la puedes congelar). Ya te hemos contado cómo ahorrar en la comida, ya solo te queda ponerlo en práctica.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

comidas baratascómo ahorrarcómo ahorrar en comidacuesta de enerofrutas y verduras de temporadamétodos para ahorrarplan de ahorro