Cómo hacer polenta con salsa de tomate y queso sin lactosa

Cómo hacer polenta con salsa de tomate y queso sin lactosa

Valoraciones: 0,00

Sé el primero en valorar esta receta

¿Conoces la polenta? En Kaiku Sin Lactosa es un ingrediente que nos encanta y cuando te contemos todo lo que tenemos preparado se convertirá en un imprescindible de tu menú semanal. 

A modo de harina de maíz cocida es una comida típica de Italia que ofrece muchas opciones en su elaboración. Mientras en Trentino la polenta italiana se prepara con patatas e ingredientes que aportan más sabor, en algunos países latinoamericanos como Uruguay, este plato se acompaña con queso rallado y tuco. 

Sea como sea, debido a su fácil elaboración y suave sabor, la polenta es un alimento ideal como guarnición o plato principal. Por ello, si quieres aprender cómo hacer polenta y descubrir una nueva receta para toda la familia, ¡te animamos a ponerte manos a la obra!

Cómo hacer polenta: maíz, queso sin lactosa y salsa de tomate

 


Tiempo de elaboración: 20 minutos 

Personas: 4 personas

Tipo de cocina: Italiana

Ingredientes 

Cómo hacer polenta con salsa de tomate y queso sin lactosa

Paso 1: Calienta el agua y la leche sin lactosa en una olla y añade sal al gusto. 

Paso 2: Incorpora lentamente la polenta a la olla mientras remueves. Continúa haciéndolo hasta que espese. 

Paso 3: Añade la mantequilla sin lactosa y mézclala con la polenta realizando movimientos envolventes. 

Paso 4: Sirve caliente, añade salsa de tomate y espolvorea por encima el queso rallado sin lactosa. 

Propiedades de la polenta 

Las características nutricionales de la polenta han dado lugar a que quienes la consumen sean conocidos por ser fuertes, simpáticos y amigables. De hecho, en países como Argentina, Uruguay y Paraguay es frecuente escuchar la expresión: “tener polenta” para referirse a estos rasgos. 

Si aprender cómo cocinar polenta te ha parecido sencillo, sus propiedades terminarán por convencerte para incluir este producto a tu dieta. 

No contiene gluten 

Debido a que la polenta se elabora a partir de maíz molido, no contiene gluten. Por ello, es una excelente alternativa para las personas que padecen de celiaquía o, en otros casos, de intolerancia al gluten. Y si bien no solemos contar con este cereal en la cocina española, los italianos sí saben de su versatilidad y fácil digestión.

Eso sí, si compras polenta en el supermercado, fíjate en la etiqueta del producto para descartar la contaminación cruzada. 

Baja en calorías 

100 gramos de polenta contienen tan solo 58 kcal, lo que la convierte en un alimento muy preciado para la pérdida de peso. Además, gracias a su versatilidad también podrás acompañarla con vegetales para conseguir un plato equilibrado y con un alto valor nutricional.

Saciante y buen aporte de energía 

El maíz empleado para la preparación de la polenta se caracteriza por una mayor cantidad de hidratos de carbono complejos. Estos nutrientes destacan por digerirse más lentamente —aportan una sensación de saciedad— y, por tanto, confieren energía durante un periodo de tiempo más largo.

Además, aunque el nivel de carbohidratos es alto, su índice glucémico es bajo, por lo que los niveles de azúcares en sangre no aumentarán en exceso. Por esta razón, la polenta de maíz también es un alimento recomendado para prevenir o contrarrestar la diabetes.

Rica en antioxidantes, vitaminas y minerales 

La polenta destaca también por su capacidad antioxidante, es decir, sus compuestos ayudan a proteger las células de la oxidación y, por tanto, del envejecimiento. Esta propiedad de ciertos alimentos nos ayuda a reducir el riesgo de algunas enfermedades, como la inflamación. 

Por otra parte, esta harina de maíz hervida aporta vitaminas del grupo B, buenas dosis de vitamina A, esencial para el adecuado funcionamiento del corazón, y minerales como el magnesio, el hierro y el zinc.

Antiguamente conocida como “comida de pobres”, el paso del tiempo ha revelado el auténtico valor de este alimento. Y es que tanto sus propiedades como su método de elaboración hacen de la polenta un plato novedoso, atractivo y muy versátil. ¿A qué esperas para poner en práctica esta receta? Seguro que será la primera de muchas.

Imprimir

¿Te ha gustado esta receta? Déjanos tu valoración:

Valoraciones: 0,00

Sé el primero en valorar esta receta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

alimentación saludablenutriciónplato principal