Respira hondo: consejos salvavidas sobre cómo hacer una mudanza

Respira hondo: consejos salvavidas sobre cómo hacer una mudanza

Adiós vida, hola mudanzas. Es época de cambios: llega el calor, comienza la jornada intensiva, y tu casero ha decidido que es hora de que te busques un nuevo nidito de amor. Por fin tienes las llaves de ese piso que tanto te ha costado conseguir pero ahora toca la peor parte: cambiar de casa en poco tiempo y sin acabar desesperado. Sólo hay una respuesta clara: ten mucha paciencia. Y ahora, después de que hayas respirado diez veces y contado hasta cinco, te mostramos los mejores consejos para hacer mudanzas baratas y evitar las empresas de transporte: encargándote tú solito.

Puede parecer imposible al principio, pero en cuanto empiezas a montar las cajas para la mudanza, todo irá rodado. Prometido. Sigue leyendo mientras disfrutas de un té con leche sin lactosa, y recupera fuerzas tanto físicas como mentales para la que te espera. ¡Mucha suerte!

via GIPHY

CÓMO HACER UNA MUDANZA BARATA Y EN POCO TIEMPO: LAS CLAVES PRINCIPALES

Para saber cómo hacer una mudanza lo primero es hacer un inventario a la hora de cambiar de casa

¿Cómo organizar una mudanza (la tuya)? Antes de que cunda el pánico, haz una lista con las cosas que tienes que llevar al nuevo hogar: qué muebles sí y cuáles no, qué utensilios de cocina, la decoración, la ropa, etc. A lo largo del tiempo acumulamos tantas cosas que es complicado saber qué es necesario y qué no (aviso a navegantes: seguramente haya más cosas innecesarias). Planifica la forma en que vais a organizaros y tenlo todo en una lista para el día de mudanza -considérate afortunado si se trata solo de un día-.

¿Cómo organizar una mudanza? Limpia mientras empaquetas

Ya que estás con todo patas arriba, ¿por qué no lo dedicas a hacer limpieza de aquellas cosas que ya no necesitas? Ropa vieja, adornos que nunca usaste, regalos de tu ex o simplemente utensilios inútiles que se quedan en el famoso cajón desastre y que no han visto la luz en años. La parte buena de estas estresantes operaciones es que son una buena forma de dejar atrás lo más prescindible, para dedicarte sólo a lo que necesitas de verdad.

Las cajas para una mudanza: otro factor importante

Uno de los mejores consejos para mudanzas es hacerse con una buena tanda de cajas y comenzar a empaquetar y embalar. Prepara cajas divididas en secciones de la casa (cocina, baño, salón, etc.) y usa papel de burbuja para las cosas más delicadas. Usa bolsas grandes de basura para los elementos más blandos (peluches, cojines, almohadas), de esta manera, se adaptarán a la forma que quieras y ocuparán menos espacio. Una vez tengas todo lo necesario para tu mudanza, alquila una furgoneta para que puedas meter todo en un viaje o dos. Para el momento de cargar todas las cajas a la casa nueva, prepárate físicamente y ten siempre agua o snacks saludables de la mano. ¡No desfallezcas!

Últimos consejos para mudanzas: ten preparado un neceser con tus básicos

Estás en la casa nueva montando muebles, sudando como un pollo y de pronto te das cuenta de que no tienes ni cepillo de dientes, ni agua en la nevera. Para que esto no te ocurra, lleva un neceser con tus básicos (gel, champú, toallas, cremas) y llena la nevera con agua, fruta, yogures y frutos secos. Lo necesario para sobrevivir mientras montas los muebles de IKEA, ¡Ahora ya sabes cómo hacer una mudanza perfecta!

via GIPHY

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*