Preguntas sin lactosa: ¿cómo se hace la leche sin lactosa?

Preguntas sin lactosa: ¿cómo se hace la leche sin lactosa?

Hoy en Kaiku Sin Lactosa planteamos una nueva cuestión en la sección de Preguntas sin lactosa: cómo se hace la leche sin lactosa y por qué sienta mejor. De paso, aprovechamos y te damos unos tips para preparar esos alimentos probióticos que tanto necesitas.

Si no puedes consumir leche común o prefieres no hacerlo, te contamos algo que seguro que te interesa. ¿Sabías que la leche sin lactosa sí que tiene lactosa? ¿Y que aunque esta no puedes hacerla en casa, sí que puedes preparar todo tipo de recetas e incluso kéfir y yogur sin lactosa en casa? Como se suele decir, todo esto y mucho más en este artículo. Solo tienes que seguir leyendo.

¿Qué es la lactosa?

La lactosa se encuentra en mayor o menor medida en la leche de todos los mamíferos y es un tipo de glucosa.

Cuando nuestro sistema digestivo funciona de forma normal, el cuerpo la digiere y absorbe convirtiéndola en azúcares más simples. Pero algunas personas tienen intolerancia a la lactosa porque no producen la enzima que ayuda a digerirla.

¿Cómo se hace la leche sin lactosa?

Bueno, si te estás preguntando cómo se hace la leche sin lactosa, te adelantamos que no es algo que cualquiera sea capaz de fabricar en casa, ya que se necesita un laboratorio. Aunque si nos preguntas ¿se pueden hacer recetas tradicionales pero sin lactosa? ¡Por supuesto que sí! Croquetas, arroz con leche, o cualquier otra receta dulce o salada que se te ocurra.

Puedes adquirir una gran variedad de productos sin lactosa con los que consigues los mismos resultados.

La leche sin lactosa pasa un proceso en el cual se le añade lactasa, lo que además la hace más ligera y fácil de asimilar para cualquier metabolismo.

Leche sin lactosa: ingredientes

Como comentábamos el único extra que tiene es la enzima lactasa, que facilita la digestión de estos azúcares.

Pero además existen dos variedades de productos según la cantidad de lactosa que poseen. Están los que son de bajo contenido, que tienen entre 0,1 y 1,8 gramos por cada 100 ml y los productos sin lactosa que aportan menos de 0,1 gramos.

Teniendo en cuenta que la leche normal tiene 4,7 gramos, la diferencia es más que notable.

Cómo preparar probióticos sin lactosa

Quizás no lo sabías, pero los probióticos son un elemento muy importante para mantener nuestra flora intestinal en buenas condiciones. Algunos de ellos como el yogur y un tipo de kéfir se hacen a partir de la leche. Por eso, es importante que sepas que puedes prepararlos y consumirlos sin lactosa.

¿Cómo hacer yogur en yogurtera con leche sin lactosa?

Te has comprado la yogurtera porque sabes la importancia de incorporar probióticos en tu alimentación, pero no puedes consumir lactosa. ¡No hay problema! El proceso es el mismo, aunque con una pequeña excepción. Necesitas usar un yogur que aporte bacterias específicas para fermentar el resto de la leche. Entonces asegúrate que el yogur y la leche que uses sean sin lactosa.

¿Cómo hacer kéfir con leche sin lactosa?

Puede prepararse sin problemas, todo lo que necesitas es:

  • gránulos de kéfir
  • 1 litro de leche sin lactosa
  • 1 envase de cristal o plástico
  • 1 cuchara de plástico o madera.

Para prepararlo sumerge los gránulos de kéfir en la leche asegurándote de removerlos bien y tapa el recipiente con el paño de tela. Lo dejas reposar de 24 a 48 horas en un ambiente cálido y ¡listo!, tienes tu kéfir sin lactosa.

La intolerancia a la lactosa ya no es un problema. Al entender cómo se hace la leche sin lactosa, sabes que puedes disfrutar y aprovechar todo tipo de productos y recetas con lácteos. Y lo mejor de todo, todos en la mesa podrán consumir lo mismo que tú y se sentirán más ligeros.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS