¡Pensamientos positivos! El optimismo alarga la vida

¡Pensamientos positivos! El optimismo alarga la vida

La forma de afrontar los acontecimientos de la vida tiene una gran influencia sobre nuestra salud, tanto física como mental. Mostrar una actitud positiva, tanto en nuestro día a día como cuando se presenta alguna enfermedad, es clave para que nuestro cuerpo se mantenga en mejor estado y podamos superar ciertas situaciones con mayor facilidad. Puedes recurrir a ayudas externas -como estos libros de autoayuda recomendados– o encontrar en ti la forma de ser optimista. ¡Sigue leyendo!

Ser optimista: el truco de los pensamientos positivos

Dentro del mundo de la medicina siempre se ha conocido la capacidad de la mente humana para recuperar la salud física cuando el paciente realmente cree que se curará. El denominado “efecto placebo” es tan poderoso que obliga a que los estudios clínicos de eficacia de los medicamentos se hagan con un grupo control para demostrar que los beneficios del fármaco van más allá de la creencia de los individuos de que el remedio será efectivo para su patología.

Diversos estudios llevados a cabo a lo largo de los años han demostrado que ser optimista otorga a las personas sistemas inmunitarios más sanos, lo que les ayuda a combatir mejor las agresiones externas y combatir la enfermedad. Además, quienes suelen tener pensamientos positivos sobre el futuro suelen estar menos expuestos a trastornos como la ansiedad o el estrés, facilitadores de una gran número de patologías.

Explicación científica del optimismo

Según los expertos, las causas de que se produzca un tipo de respuesta del cuerpo ante situaciones adversas está relacionada con las sustancias químicas libres en el organismo. Mientras aquellos con pensamientos negativos liberan hormonas que hacen que los diferentes sistemas del cuerpo se mantengan en tensión, el optimismo mantiene mantener los niveles hormonales de endorfinas y de forma natural sintiendo de forma constante buenas sensaciones.

Para conseguir alargar la vida y hacer que esta sea más placentera, tan sólo hay que añadir un poco de alegría y unas cuantas sonrisas y, aunque cierto componente de la actitud de cada persona está determinado por su carga genética, es posible revertir los ciclos de pensamientos negativos. La clave es la autoestima y llegar a ver la vida de una forma más optimista con ejercicios que refuercen la confianza en uno mismo y ayuden a relativizar los problemas del día a día, será una forma más de cuidar nuestra salud. ¡Vamos a ello!

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

autoayudaautoestimael optimismooptimistapensamientos positivosser optimista