Embarazo y deporte


La práctica de algún deporte siempre es favorable, incluso durante el embarazo. Los beneficios del ejercicio físico durante este periodo son varios, pero toda mujer gestante también debe tener presente que es necesario tomar ciertas precauciones.
Entre los principales beneficios del ejercicio físico se encuentran la mejora en la condición cardiovascular, física y muscular; la reducción del riesgo de ser víctima de depresión, ansiedad o insomnio; la reducción del tiempo de hospitalización y de la posibilidad de dar a luz mediante cesárea; entre otras cosas.

Sin lugar a dudas, los beneficios de practicar un deporte o realizar actividad física son considerables. Sin embargo, también resulta evidente que no todos los deportes son adecuados para practicarlos durante el embarazo. Los expertos recomiendan practicar natación, ciclismo o caminatas y, por el contrario, recomiendan evitar toda clase de deportes de contacto, así como los deportes que exijan un trabajo excesivo del abdomen o los que supongan algún tipo de riesgo.

No solo es recomendable la práctica de ciertos deportes, sino también es preferible practicarlos de una manera particular. El embarazo no es un periodo para esforzarse al máximo en los deportes, sino para practicarlos con pasión, disfrutar de ellos y obtener muchos beneficios. Por esto, siempre se recomienda que la intensidad sea moderada.
Asimismo, es recomendable poner especial énfasis en el calentamiento previo y evitar los días especialmente soleados. También se recomienda practicar ejercicio de manera periódica y no de forma esporádica.

Además, siempre es un factor a tomar en cuenta si antes del embarazo la mujer practicaba regularmente algún deporte o si era una mujer más sedentaria. Si la práctica de algún deporte era recurrente, el proceso será mucho más sencillo. Por el contrario, si una mujer mantenía un estilo de vida sedentario, no es malo que empiece a practicar un deporte en este periodo, pero sí deberá tener mayor cuidado con ello.

Finalmente, es necesario tomar ciertas precauciones de acuerdo al trimestre del embarazo. Durante el primer trimestre existe un mayor riesgo de aborto. Por este motivo, si bien el embarazo no suele afectar el rendimiento en este periodo, se debe tener especial cuidado. Durante el segundo trimestre el riesgo disminuye, pero la barriga puede empezar a causar incomodidad. Durante el tercer trimestre es preferible optar por los ejercicios más suaves y sencillos que no provoquen molestias de ningún tipo.
Es importante que la mujer se mantenga activa durante la gestación pero que siempre se tomen las precauciones necesarias para evitar dañar la salud de su futuro bebé.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS