07FEB 19

Especial San Valentín: recetas fáciles para preparar la cena (y mesa) perfecta

Especial San Valentín: recetas fáciles para preparar la cena (y mesa) perfecta

Este 14 de febrero tenemos una nueva fecha que apuntar en el calendario: San Valentín 2019. El día de los enamorados invadirá nuestras teles, radios y ordenadores y, como bien dice la sabiduría popular: si no puedes contra el enemigo, únete a él. ¿Cómo? Pues demostrando que sabemos comernos el mundo y preparar una cena de lo más elegante y peliculera, de esas que hacen historia y que quedan tan maravillosas en Instagram como en las películas de amor verdadero que casualmente se estrenan en torno a esta fecha. Este día sirve para cuidar el amor pero también el estómago: love is in the air pero también on the table. ¿Cómo? Con recetas fáciles para San Valentín acompañadas de una decoración primorosa.

Una vez tengamos el menú organizado (ese difícil equilibrio entre plato sencillo-delicioso-que no manche mucho la cocina-para todos los públicos y gustos), estaremos listos para preparar la mesa y el ambiente de la cena más romántica del año. ¿Dónde van los cubiertos?, ¿Qué tipo de mantel uso?, ¿Los corazones son obligatorios? La cena de San Valentín: recetas y muchas más cosas que os vamos a contar. Ahora bien, si estás soltero, ¡también tenemos ideas para singles!

LA CENA PERFECTA CON RECETAS FÁCILES PARA SAN VALENTÍN

Cena especial fácil: la decoración de la mesa

Sabemos que San Valentín puede ser muy ñoño, pero como no queremos producirnos un exceso de azúcar, llevaremos al nivel culinario la expresión “menos es más”. Se puede decir mucho con poco, y la decoración de la mesa puede quedar bien sin llenarla de estampados ni la gama completa del arcoíris. Sacar el máximo provecho del color por excelencia de San Valentín es muy sencillo. Coloca un mantel blanco o en tonos crudos, y acompáñalo con detalles rojos como servilletas o salvamanteles decorativos.

Antes de las recetas fáciles prestemos atención a los detalles. En cuanto al centro de la mesa (que pronto será invadido por bandejas de comida), lo conveniente es colocar velas o flores siempre que tengan una altura baja, para no entorpecer la vista con los invitados de enfrente. No queremos pasarnos toda la cena con la cabeza inclinada como si tuviéramos una contractura crónica. Unos jarrones de cristal pequeños con flores secas o un ramo de flores frescas son también buenas opciones.

Recetas fáciles San Valentín

Antes de las recetas fáciles de San Valentín: cómo ordenar los cubiertos

Asignatura exprés: un protocolo en la mesa para principiantes. La ordenación de los cubiertos es muy importante en una cena, por muy informal que sea. Una cena romántica también puede ser especial y fácil: la de San Valentín se merece un poco de glamour, y se lo vamos a dar; que no todo son anuncios de perfume en este día: el romanticismo está en los pequeños detalles.

La pregunta del millón: cómo colocamos ese cuchillo o la copa de vino. Tomamos las enseñanzas que nos ofrece Antonio Miranda en su blog y seguimos el siguiente orden en cuanto a cubiertos; mirando de izquierda a derecha colocaremos el tenedor de pescado, seguido del tenedor del plato principal y el tenedor de ensalada. A la parte derecha del plato, colocaremos (siempre mirando hacia el plato) el cuchillo de plato principal, el cuchillo de pescado y la cuchara. Y en la parte superior, el tenedor de postre y la cucharilla de postre. En cuanto a las copas, de izquierda a derecha iría primero la copa de agua, la copa de champagne, la de tinto, la de blanco y la copa de licor de postre. Finalmente, la servilleta siempre a la izquierda. Bueno, esto siempre teniendo en cuenta que ésta sería una cena de las de sentarse 4 horas y disfrutar de un menú de esos que en los sitios de postín llaman “largo y estrecho”: en el caso de una cena más “cotidiana”, mantendremos el orden de los cubiertos pero retirando los que no vayamos a utilizar. La receta de la cena de San Valentín es el buen gusto, no solo en la comida.

Nunca está de más conocer nociones básicas protocolarias: ¿alguno de los aquí presentes no tiene más de una historia 100% surrealista que compartir? Si Mónica en Friends tenía una porcelana especial por si la reina de Inglaterra se pasaba de visita, nunca se sabe qué nos puede pasar a nosotros.

recetas San Valentín

La ambientación de las cenas de San Valentín 2019

Cuando tenemos todo preparado para las cenas de San Valentín, vemos que a nuestro comedor le falta algo: la ambientación. No hace falta poner música de Barry White o Marvin Gaye para la ocasión. Con preparar una playlist de nuestras canciones favoritas es más que suficiente. ¿Y para dar el colofón final? Velas. Aromatizar la sala acompañará a que el menú que con tanto cariño hayamos preparado se vea como el de un hotel 5 estrellas (aunque luego seamos nosotros quienes tengamos que recoger, limpiar y ordenar el salón comedor como si no hubiese pasado nadie por ahí). También puedes echar mano de alguna poesía romántica para colocar en el plato de tu invitado: un detalle precioso.

cenas de San Valentín

Menú de cena de San Valentín: recetas

Si ya hemos preparado la mesa con tanto mimo, quiere decir que llega la hora de la verdad: el menú y sus recetas. San Valentín bien merece un esfuerzo culinario. Recordamos una de nuestras recetas estrella: sopa de gambas y maíz, más que a la altura de las circunstancias (y de la súper mesa que acabamos de preparar). Un puerro, dos patatas, caldo de pollo, nata para cocinar Kaiku Sin Lactosa, bacon, maíz, 250g de gambas, perejil, aceite, sal y pimienta. Pelamos el puerro y las patatas y los cortamos en trocitos, al igual que el bacon. Vamos haciendo los ingredientes a la sartén hasta que el bacon quede crujiente y los puerros suaves; añadimos el resto de ingredientes y lo mantenemos todo a temperatura de ebullición durante 10 minutos. Al blender y… ¡voilà la creación culinaria ideal de San Valentín!

Otra opción es una receta de musaka griega auténtica, perfecta como segundo plato tras la sopa: se puede comer caliente, templada o fría, y se compone de ingredientes disponibles en cualquier supermercado (carne picada, cebolla, tomates, ajo y las propias berenjenas).

Receta cena de San Valentín: un postre de amor

No sería un día especial si no hubiese un postre a la altura: te sugerimos estos encantadores corazones de azúcar, una receta muy fácil y original para la que solo necesitas agua, azúcar, colorante y el molde de los corazones. Si tu pareja es intolerante a la lactosa, márcate un tanto preparando este lemon pie, un poco más elaborado pero muy asequible, o si sois de los que no temen tomar algo fresquito en febrero, este helado de cereza. ¡Ambas recetas sin lactosa!

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*