¿Cómo hacer helado casero de frutas? (Y sin lactosa)

¿Cómo hacer helado casero de frutas?  (Y sin lactosa)

El verano ya está aquí y con él la obsesión por el helado. Aunque ir de paseo a una heladería es el plan más apetecible del mundo, hay veces en las que no quieres meterte una bomba de azúcar en el cuerpo. ¿La solución? Hacerte tu propio helado de frutas sin lactosa. Hoy en Kaiku Sin Lactosa te enseñamos  cómo hacer helado casero de frutas.

¿El postre de verano ideal? La fruta, y si es en forma de helado, mejor: fresquito, sano, ligero y dulce sin empalagar. ¡Incluso entra en la categoría de helado realfooder!

Si lo haces tú mismo, controlas mejor los ingredientes, el azúcar y por supuesto, las alergias e intolerancias. Seguro que tus amigos te lo agradecerán, porque no es tan fácil encontrar helado vegano, helado sin gluten, polos de fruta sin lactosa, o tarrinas sin azúcares o conservantes añadidos aptas, incluso, para diabéticos.

Helado sano

Hacer helado casero de frutas es menos trabajo del que piensas. Solo necesitas 20 minutos, un huequito en el congelador y el molde que más te guste, nosotros somos fans de los de silicona.

Tenemos varias opciones, empezando desde la más cremosa hasta la más refrescante y ligera. Así puedes probar varios en casa, encontrar tu favorito y ¡contarnos cuál es!

Helado de frutas sin lactosa: plátano sin azúcar

Ingredientes para el polo de plátano (6 personas)

  • 2 plátanos maduros
  • Un chorrito de Leche entera Kaiku Sin Lactosa
  • Pepitas de chocolate negro 70%
  • Coco rallado
  • *Añade un toque crujiente con copos de cereales, semillas de chía, o avellanas tostadas
Helado de plátano saludable

Preparación:

  1. Pela los plátanos y asegúrate de quitarles los filamentos para que la mezcla quede suave.
  2. Tritura el plátano en la batidora. Si la mezcla queda muy densa puedes añadir un poco de leche entera Kaiku Sin Lactosa para aligerarla.
  3. Corta el chocolate negro en pedazos de tamaños irregulares o emplea pepitas de chocolate. Añáde a la mezcla y remueve. Si lo prefieres, puedes jugar con otros elementos crujientes como las semillas de chía, que darán un toque moteado a tu helado, los copos de cereales, o las avellanas tostadas.
  4. A la hora de montarlo, coge un molde de helado apto para cogelador, pon el coco rallado en la base y después vierte la mezcla de plátano.
  5. Mete al congelador durante al menos 60 minutos. Comprueba que está listo y ¡a disfrutar!

Helado casero de leche merengada sin lactosa

Todos recordamos aquel polo de leche o de fresa que nos encantaba de pequeños. Hoy queremos rendirle un homenaje con una versión adulta de aquel helado. Esta receta es facilísima y te hará quedar como un gran anfitrión frente a tus invitados.

Helado casero sin lactosa

Ingredientes

Para la leche merengada:

  • 250 ml de leche entera KSL
  • 1 rama de canela
  • La piel de un limón
  • 20 gr de azúcar (depende de cómo de dulce te guste)

Para el helado:

  • Leche merengada
  • 3 gotas de extracto de vainilla
  • Para hacer el truco se necesitan 6 cucharadas de sal gruesa, bolsas de congelar y una cubitera con hielos.

Preparación

Leche merengada de base para el helado:

  1. Vierte en una olla 250 ml de leche entera KSL o Calcio y calienta a fuego medio con la rama de canela, la piel de limón  y el azúcar.
  2. Cuando veas que empieza a hervir, retira del fuego, tapa la olla y deja que se enfríe a temperatura ambiente. Espera 30 minutos para que todos los aromas se mezclen bien.
  3. Una vez fría, cuélala y reserva la leche.

Helado casero:

  1. Mezcla la leche merengada con 3 gotas de extracto de vainilla.
  2. Introduce el líquido en una bolsa apta para congelador y déjalo reposar, pero asegúrate antes de que está bien cerrada. Coge la segunda bolsa de congelar e introduce los hielos de una cubitera y las 6 cucharadas de sal.
  3. Ahora llega el momento más esperado: la bolsa con la leche se introduce dentro de la bolsa de los hielos y la sal. Atento: las dos deben estar bien cerradas. Una vez lo tengas, comienza a agitar ambas bolsas hasta conseguir que la mezcla se convierta en una textura cremosa.
  4. Cuando tengas una crema, baja la fuerza con la que estás agitando y sigue hasta conseguir una textura similar a la de un helado.
  5. A continuación, puedes servir directamente o pasar el contenido de la bolsa a un tupper y congelar.
  6. ¡Listo! Ya tienes tu helado y tu dosis de deporte del día.

Polo de fruta y yogur griego

¡Apuesta por la fruta de temporada! El yogur queda perfecto con las frutas del verano: melocotón, nectarina, frambuesas, mango o cerezas… Las combinaciones son infinitas en este polo.

Una vez escojas tu combinación favorita, sigue la receta paso a paso.

helado de yogur griego

Ingredientes

  • Un yogur griego Kaiku Sin Lactosa
  • Fruta: 1 pieza si es grande, por ejemplo 1 mango /2 piezas de fruta si son medianas: 2 melocotones o 2 nectarinas / Un puñado de frambuesas o de cerezas
  • 1 pizca de sal
  • Zumo de lima
  • Miel

Preparación

  1. Quita el suero del yogur, aunque en situaciones normales el yogur griego no tiene por qué tenerlo.
  2. Lava la fruta, pélala si es el caso y córtala en pedazos finos.
  3. Bate con varillas el yogur, añade el zumo de lima, la sal, la miel al gusto y agrega la fruta distribuyéndola de forma homogénea.
  4. Llena el molde con cuidado de no salirte y colocar el tape o el palito.
  5. Congelar durante 4 horas, depende de la potencia de tu nevera.
  6. Desmolda mojando el exterior del envase de los polos y disfruta de tu polo de frutas sin lactosa y sanísimo.
El truco definitivo si no tienes tiempo pero quieres un postre sano y fresquito es recurrir a los KSL Mix de fruta y Muesli. Vierte su contenido sobre tu molde de helado, aprovechando el muesli para decorar. Mételo al congelador unas horitas y… ¡Polo de helado para todos!
Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*