Crea tu propio huerto en casa: qué plantar en macetas en enero

Crea tu propio huerto en casa: qué plantar en macetas en enero

Muchos son los propósitos de Año Nuevo 2020 que te has establecido para los 366 días que te quedan, y seguro que entre ellos está comer más sano. Pues bien, hoy en Kaiku Sin Lactosa te vamos a mostrar una pequeña gran idea que te hará tener más ganas de cocinar en casa que nunca. ¿Qué hay mejor que tener tu propio huerto en casa? En el alféizar de la ventana o un huerto en terraza, cualquier lugar en el que haya luz natural y espacio te valdrá para preparar un huerto urbano en casa. Albahaca, tomates cherry, perejil… Un sinfín de plantas para adornar platos, darles más sabor y sobre todo, hacerte amar la cocina todavía más.

Seguramente ahora mismo tengas muchas preguntas en mente, y para eso está el post de hoy. Queremos que te llenes las manos de tierra, la casa de verde y el estómago de buenas sensaciones. Nadie te lo había dicho, pero un huerto urbano en casa será la mejor decisión que tomarás en 2020. ¡Allá vamos!

via GIPHY

CÓMO HACER UN HUERTO EN CASA: QUÉ PLANTAR EN ENERO

Cómo empezar con un huerto urbano: conoce los cuidados básicos

Lo primero de todo, es establecer el lugar donde vayas a instaurar el huerto en casa. La mejor opción, si no se tiene una terraza (codiciadísimas en las grandes ciudades) es la ventana. Tanto en el alféizar en la calle como dentro, las ventanas son rincones perfectos para iniciarse en el mundo de los huertos caseros.

Coloca un terrario en el alfeizar de la ventana, y prepara el abono para las mismas. Las ventanas son perfectas por la cantidad de luz solar que recibirán las plantas, sin embargo, conviene que se rieguen más las plantas de esa zona. La razón: es una zona en contacto directo con el exterior y la luz solar, el viento e incluso el calor pueden hacer que el agua de las plantas se pierda con más facilidad.

via GIPHY

Crea un huerto urbano: qué plantar en enero

Toca conocer qué plantar en tu pequeño terrario o en la terraza de tu piso, y poder ver algo más de verde desde tu ventana. Existen varios tipos de plantas, que podemos dividir en hortalizas, hierbas aromáticas y, por qué no, flores comestibles.

En el apartado de hortalizas, hay algunas que resisten viento y marea en tu ventana, como la lechuga o los canónigos. Con estas, tendrás que tener cuidado de no exponerlas demasiado al sol directo. Otras hortalizas perfectas son los ajos o los nabos, que resisten muy bien la sombra y los cuidados no son grandes.

Seguimos con las aromáticas, que siempre alegran los platos, y en este apartado es importante conocer aquellas que toleran muy bien la sombra como el perejil, la menta o la hierbabuena, y aquellas que necesitan estar en una ventana soleada como son el cilantro o la albahaca. Riégalas bien y listo.

Finalmente, pasamos a las plantas con flores que se pueden comer. Nada como terminar un plato con una flor de violeta o pensamiento para darle color y algo de sabor. Perfecta para ensaladas o bowls de desayuno con yogur.

Finalmente, como último consejo, recuerda cambiar las plantas según las temporadas, y aventúrate con diferentes tipos de hortalizas, porque no hay nada como crear jenjibre o cebolla de tu propio huerto. Nunca te faltará sabor en los platos, prometido.

 

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*