Mascarpone sin lactosa : cómo preparar este queso en casa ¡Receta!

Mascarpone sin lactosa : cómo preparar este queso en casa ¡Receta!

Valoraciones: 4,50

¿Conoces el queso mascarpone? Es un queso italiano, originario de la región de Lombardía y muy típico en recetas de la gastronomía de nuestros vecinos. Al igual que muchos otros quesos, el mascarpone ha dado la vuelta al mundo y es común encontrarlo en muchos países. Nosotros no nos íbamos a quedar fuera, no faltaba más. Te traemos la receta del mascarpone sin lactosa para hacerlo en casa.

Este queso es el ingrediente estrella de postres como el tiramisú o la tarta de queso, y además va de maravilla para preparar salsas blancas. Es cremoso y con un alto contenido de grasa, así que quizás no sea tu mejor amigo si estás a régimen, pero seguro que podrás hacer alguna excepción.

En Kaiku Sin Lactosa te contamos cómo hacer en casa queso mascarpone sin lactosa para que puedas disfrutarlo en todas tus preparaciones.

Cómo hacer mascarpone sin lactosa casero paso a paso

Nosotros, como buenos apasionados del queso, nos encanta el mascarpone, pero el que venden en el súper no se lleva muy bien con nuestra digestión. Por eso decidimos ponernos a investigar un poco y prepararlo en casa sin lactosa. Además de rico, es muy fácil de hacer y te ahorras unos cuantos euros en el camino. ¿Se puede pedir más?

Necesitarás lo siguiente para hacer mascarpone sin lactosa en casa:

Paso 1: calorcito para comenzar

Lo primero que debes hacer es colocar la nata en una olla y llevarla al fuego unos minutos. Revisa con el termómetro que la temperatura no exceda los 85o centígrados. Si no tienes termómetro no te preocupes. Puedes guiarte por la apariencia de la nata, y bajar el fuego cuando comiencen a aparecer burbujas alrededor y se haya evaporado un poco el agua.

Paso 2: batir y batir

Cuando la nata haya reposado y esté tibia, añade el zumo de limón y revuelve muy bien durante unos 10 minutos. Si tienes una batidora eléctrica, muchísimo mejor, pero una de mano también te va a servir. Eso sí, ten en cuenta que la nata se irá espesando y puede costarte un poco.

Mascarpone sin lactosa receta

Paso 3: mezclar la preparación

Una vez que la nata tenga una apariencia cortada, es momento de colarla. Para eso debes colocar un colador grande en un recipiente aún más grande. Encima del colador coloca la gasa y después vierte la mezcla sobre ella. Junta las esquinas de la gasa y haz una especie de bolsita, presionando para que salga parte del líquido.

Paso 4: como las lentejas, mejor con reposo

Después de escurrir bien la nata, desecha el agua que haya quedado en el recipiente y cubre con papel film para que no se impregne de olores. Llévalo a la nevera y déjalo reposar 24 horas para que suelte el resto del suero. Puede ser un poco más, si buscas una textura más firme, o un poco menos (mínimo 16 horas) si te gusta más cremosa.

Paso 5: batir de nuevo y a disfrutar de nuestro mascarpone sin lactosa

Tras reposar en la nevera, el queso estará listo, pero en este punto a nosotros nos gusta batirlo una última vez para que tenga mejor consistencia y esté muy bien integrado. Hazlo durante unos segundos de forma enérgica y ¡voilá!, mascarpone a la vista.

El queso mascarpone sin lactosa, además de ser ideal en tantos postres y recetas saladas, también es perfecto para dipear. La verdad es que es de esos ingredientes todoterreno que resuelven cualquier imprevisto. Si te animas a prepararlo cuéntanos cómo te va y qué receta vas a hacer, que estos golosos que te escriben estarán encantados de probarla.

Imprimir

¿Te ha gustado esta receta? Déjanos tu valoración:

Valoraciones: 4,50

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS