Cinco razones por las que la nata debería estar en tu lista de la compra

Cinco razones por las que la nata debería estar en tu lista de la compra

La harina y la levadura han sido las auténticas estrellas del supermercado durante el confinamiento, pero hay otro ingrediente con infinitas posibilidades que deberías sumar a tu lista de la compra: la nata. Su ligereza, una de las propiedades de la nata de Kaiku Sin Lactosa, o su versatilidad son solo algunas de las razones para  introducir en la cesta de compra a esta gran aliada de tu despensa.

Más de uno ha sacado a relucir su lado cocinillas durante el confinamiento, con preparaciones más o menos elaboradas que se salen de la rutina. Para que el nivel no baje en la nueva normalidad, puedes echar mano de ingredientes que le dan un plus al plato. Las propiedades de la nata la convierten en uno de esos ases bajo la manga al que puedes recurrir cuando falta tiempo o inspiración. Emplearla en tus platos es un truco de cocina que rentabilizará cada minuto invertido en los fogones.

Las propiedades de la nata: ligereza, cremosidad, suavidad, versatilidad, sencillez… la convierten en un must. Desde Kaiku Sin Lactosa, queremos traer un poco de inspiración a tus menús diarios con uno de los productos lácteos más empleados del momento: nata líquida de cocinar y montar.

Nata propiedades y beneficios

Propiedades de la nata: 5 razones o ideas, por las que la nata debería estar en tu shopping list

La nata es el truco de la pasta cremosa 

Pasta y nata, que no carbonara (para esa receta sólo se usa huevo), es una de las combinaciones que más puedes personalizar y que además está deliciosa.

La cremosidad de la nata para cocinar de Kaiku Sin Lactosa en estas preparaciones consigue unos resultados excelentes. Para usarla sólo hay que calentarla en un cazo aparte mientras se cuece la pasta y añadir desde queso, a setas cocinadas previamente, salmón, frutos secos… ¡lo que se te ocurra! Incluso la puedes utilizar para dar suavidad a salsas con tomate como la bolognesa, palabrita de foodie.

Una receta que nunca falla: nata con queso gorgonzola y unas nueces. Y un truco del país transalpino: cuece la pasta dos minutos menos para que quede al dente y termina de cocinarla junto a la salsa para que se emulsione bien. Puedes añadir agua de la cocción para conseguir la textura que más te guste y… Buon appetito!

Receta de pasta con nata

Nata y tartas saladas, la unión perfecta

Uno de los platos más reconocidos en la cocina francesa es la quiche o tarta salada. Un auténtico manjar de base crujiente con relleno cremoso combinable con multitud de productos.

La base de toda quiche es el hojaldre o masa quebrada, huevos y, por supuesto, nata. Con ello, podemos añadir verduras, carne, atún e incluso las sobras de algún otro plato. De hecho, este plato está concebido como un tipo de ‘ropa vieja’ que permite aprovechar y sacar partido a aquellos platos que hicimos de más.

Una idea para poner en marcha esta receta es añadir los restos de pollo asado del fin de semana y, ¡a disfrutar!

Quiche con nata

Pan casero esponjoso y crujiente

La corteza crujiente, la miga, el sabor… más de uno se ha lanzado a preparar pan en casa y está en la búsqueda del ingrediente secreto para mejorar el resultado. En este caso, la nata es el aliado. Añadiendo este lácteo a la receta se conseguirá un pan con una corteza crujiente y una estupenda miga.

El ingrediente secreto de la tarta de queso

No hay tarta de queso que se precie sin una buena nata. Ya sea la versión de la receta al horno o sin ella al estilo cheesecake, es el ingrediente que marcará la diferencia de este postre. La receta definitiva de este popular dulce está siendo una de las tendencias que está arrasando en redes sociales. Conseguir que el centro de la tarta esté cremoso o poner -o no- base de galleta, abre el debate entre los reposteros en sus hogares. En cualquiera de sus formas, el ingrediente clave es la nata Kaiku Sin Lactosa, una alternativa ligera rica en sabor.

Tarta de queso sencilla

Montar nata para las fresas

El rojo y el aroma de una de las frutas más especiales y versátiles en cocina ya está presente en los lineales de los supermercados. Sí, hablamos de las fresas. Una fruta que comienza su temporada en febrero y finaliza a comienzos de verano y, como buenos foodies, hay que disfrutar siempre del producto de temporada.

Una de las formas más deliciosas para saborearlas es poner un poco de nata montada con una textura firme, suave y ligera como la nata para montar de Kaiku Sin Lactosa.

Un tip extra para disfrutar de este postre, aún más si cabe, es aromatizar la nata con un poco de ralladura de naranja o limón e incluso, añadir alguna especia como la canela. Bon Appétit!

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*