Objetivo verano 2015: evitar el calor

A ninguno nos supone ninguna novedad el hecho de que llevemos prácticamente dos meses sufriendo ola de calor tras ola de calor: si hay alguien que todavía no ha experimentado este verano lo que es estar en vela preguntándose cómo es posible que el termómetro supere los 30 grados a las 4 de la mañana, le animamos a ponerse en contacto con los científicos más destacados para poder estudiar su caso y darnos a los demás la clave para convertirnos en súper héroes anti-calor. El común de los mortales sí hemos vivido una situación desesperante en la que las horas no parecen pasar y, desde luego, el termómetro no parece pensar en bajar ni un grado. Pero se aproximan las vacaciones: una época para sentirse bien, ligero y a gusto con el mundo, y no podemos dejar que unos grados de más nos arruinen la fiesta. ¿Qué opciones tenemos para evitar el calor y mantenernos frescos sin importar la temperatura que haga fuera?

  • Veranear en el Polo Norte. O en la Antártida. O en destinos de esquí del hemisferio sur. Seguramente sea una opción que sólo un 1% os planteáis, así que vamos a las de verdad:
  • Estar permanentemente hidratado. Es buena idea alternar el agua con otras bebidas que nos puedan ayudar a hidratarnos, como la leche (¡sin lactosa!) o los yogures líquidos.

Kaiku_Sin_Lactosa_Leche_Digestiva_Hidratación

  • Llevar ropa ligera y holgada. La tendencia oversize siempre vuelve, y uno de los motivos es que, durante el verano, la ropa suelta es clave para reducir nuestra sensación de calor. Además, lo mejor es que sea de colores claros y evitando los tonos más chillones (un 2×1, además así evitamos mejor los mosquitos).
  • Ayudar a la digestión. Cuidar el menú es todo un básico para permanecer fresco: comidas que comporten digestiones más pesadas hacen que el cuerpo tenga que trabajar más, aumentando así su temperatura. Comidas frescas, ligeras y digestivas son capaces de ayudar a mantener más baja la temperatura corporal a medio plazo.
  • Utilizar el aire a nuestro favor. ¿A alguien más le pasa que su fe en el ventilador se ve comprometida cuando, por más que gira, no genera aire fresco? Un truco útil puede ser poner un bol grande lleno de hielo frente al ventilador. O, si lo preferimos, una sábana empapada en agua fría encajada en el hueco de la ventana.

Trucos_Para_Evitar_El_Calor_En_Verano

  • Cambiar la cama por una hamaca. ¡No lo hagáis todo el verano o podéis tener dolor de espalda! Pero utilizar una cama temporal suspendida por ambos lados ayuda a la corriente, y por tanto a sentirnos frescos.
  • Salir siempre con agua a mano. Lo mejor será tener varias botellas de agua que ir rellenando y metiendo en el congelador – así nos aseguraremos de tener a mano agua fresca incluso horas después de salir de casa.

Importancia_Hidratación_En_Verano_Trucos

  • Elegir tejidos de algodón. Tanto para nuestra ropa, como para las sábanas, como para cualquier tejido con el que nos crucemos cuando la temperatura supera los 30 grados.
  • Ducharnos con agua templada o fresca (sin llegar a extremos): se explica por sí solo. ¡No es época de baños de burbujas!
  • Desconectar enchufes que no estemos utilizando. Cada paso cuenta, y si podemos evitar el calor que generan aparatos que no estemos utilizando, ¡mejor! Además, ahorraremos energía.

Porque parte del éxito de las vacaciones reside en estar de buen humor (tanto nosotros, como el resto de la familia), y poder pensar en disfrutar y no en el calor que hace es un ingrediente indispensable para vivir el verano con nuestra mejor cara. Ahora: a disfrutar del tiempo libre, de la buena compañía y, ¿por qué no?, del calor.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

#daelpasoestilo de vidalivingsin lactosasinlactosavida sana