Ortorexia: la obsesión por la comida sana

Ortorexia: la obsesión por la comida sana

Nuestra alimentación juega un papel fundamental en el estado de nuestro organismo. Seguir una dieta saludable nos ayuda a prevenir trastornos digestivos y evitar enfermedades futuras. Es importante que los menús que confeccionamos para alimentarnos cada día sean equilibrados que nos aporten los nutrientes esenciales que nuestro cuerpo necesita y la energía para poder llevar una vida activa. Sin embargo, controlar hasta el extremo la composición de todos los alimentos que tomamos y que cada bocado que ingerimos tenga las proporciones correctas de una comida sana puede convertirse en una obsesión, desencadenante de trastornos alimenticios.

Catalogada como una enfermedad mental, la ortorexia nerviosa es un trastorno alimentario en el que las personas que lo sufren se autoimponen una estrictas reglas sobre lo que pueden o no pueden comer. Esta obsesión por seguir una alimentación saludable y de procedencia ecológica les hace dedicar mucho tiempo a resolver cada una de sus comidas, planeando sus menús al detalle con días de antelación.

Ortorexia nerviosa: síntomas de este desorden alimenticio

El querer ingerir solamente comidas saludables les impide llevar una vida normal a los enfermos de ortorexia y cuando salen de viaje llevan siempre sus propios alimentos para evitar tener que comer platos con determinados ingredientes que ellos consideran perjudiciales, que no tengan las proporciones correctas de grasas, hidratos de carbono y proteínas o cuyo origen no esté garantizado.

Si bien es cierto que para cuidar nuestra salud debemos ser conscientes de la dieta que seguimos, el tomarnos un rico postre de vez en cuando o disfrutar de un delicioso asado no hará que enfermemos. Como en muchas otros aspectos de la vida, la moderación y variedad son las claves para que nuestra alimentación sea saludable siendo siempre conscientes de si alguna circunstancia personal, como la intolerancia a la lactosa, hacen que tengamos que ser más o menos cuidadosos con los ingredientes de nuestros menús. Procurar tomar comidas saludables es algo estupendo y recomendable, pero sin llegar a la psicosis. ¡Cuidado con estos trastornos!

 

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*