Peace One Day

Peace One Day

¿No lo daríais todo a veces por un ratito de paz? Pues estáis de enhorabuena: hoy, 21 de septiembre, es el día de la paz a nivel mundial. ¿Por qué el 21 de septiembre? Porque era el número favorito del abuelo de Jeremy Gilley, su héroe particular.

Jeremy Gilley es el creador de este día, el responsable de un gesto tan profundo como bello e inspirador: el hecho de que exista un día marcado en el calendario en el que se trabaje globalmente por la paz. Jeremy comenzó su carrera como actor a los 12 años, y empezó a preocuparse por la paz y por los temas que afectaban a la humanidad. Por eso, pensó en utilizar el mundo del cine para aportar su granito de arena y ¿quién sabe?, quizás llegar a marcar la diferencia. Así empezó a viajar por el mundo y a documentar los pensamientos de personas de todo tipo y origen, y a preguntarse, tal y como relata en un vídeo de la plataforma TED Talks, por el punto de partida para la paz: su conclusión fue que no había, que no existía un día de unidad mundial que celebrara uno de los objetivos más importantes de la humanidad. Ahí nació la idea de Jeremy: convencer a todo el mundo de intentar vivir en paz aunque sea un día al año, cada 21 de septiembre.

Para llevar este proyecto a cabo, Jeremy fundó Peace One Day, una organización sin ánimo de lucro que trabaja con las principales organizaciones mundiales para que el alto al fuego y la no violencia sean protagonistas año tras año. El “día piloto” tuvo lugar en Afganistán, y se consiguió una reducción del 70% de la violencia durante ese día: ¿por qué no iba a funcionar en el resto del mundo? Así, y desde hace varios años, el 21 de septiembre se convierte en un día para realizar todo tipo de actividades de concienciación y cooperación: ya sea a través del deporte, del baile, de la música, del cine, de la educación, del arte: todo vale cuando se trata de conseguir trabajar juntos y por un objetivo común.

Peace One Day Press conference with SESG Mary Robinson

Resulta muy inspirador ver que este tipo de proyectos salen adelante, y más cuando todos podemos sumarnos a la iniciativa y aportar también nuestro pequeña contribución a que un objetivo como lograr la paz se acerque a ser una realidad. Porque todo empieza en casa, y puede ser un día idóneo para aprovechar el espíritu inspirador y aprender sobre maneras de ayudar en nuestra comunidad; o de hacer actividades divertidas con los niños que, además, les ayuden a aprender que se puede actuar y cambiar las cosas de muchas maneras (¿qué tal una tarde de manualidades, aprender algún baile de algún lugar remoto, o ir a ver alguna exposición que nos enseñe alguna nueva visión del mundo?). Utilizando la misma metáfora para Peace One Day que Jeremy: “Si pones una gota de algo diferente en un vaso de agua, todo el vaso cambia”. A veces sólo es necesario un poquito de inspiración para sacar, en cambio, algo grande y satisfactorio: si algo no te gusta, cámbialo. ¡Feliz día de la Paz! 🙂

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

diadelapazestilo de vidaI'mperfectlivingpeace one dayvida sana