¿Qué es el test de hidrógeno espirado?

1

Las consecuencias de ser intolerante a la lactosa son molestas pero pueden ser confundidas fácilmente con otros trastornos del aparato digestivo (como la alergia a la leche). Por ello, cuando el médico sospecha que los síntomas que mostramos pueden ser debidos a que nuestro cuerpo no procesa correctamente el azúcar de la leche necesita confirmarlo con algún tipo de método diagnóstico. Test: ‘intolerancia lactosa’.

PRUEBA: INTOLERANCIA, LACTOSA Y TODO LO QUE HAY QUE SABER

Para confirmar que nuestro organismo no genera la lactasa suficiente para descomponer la lactosa en glucosa y galactosa hay varias pruebas que pueden realizarse. Una de ellas se denomina test de hidrógeno espirado y ayuda a determinar de forma sencilla y no invasiva si se tiene intolerancia a la lactosa. Te contamos en qué consiste el test y los efectos secundarios de esta prueba de intolerancia a la lactosa.

Prueba de aliento para lactosa-hidrógeno

Quizás te puede interesar: Verdades y mentiras sobre la leche sin lactosa

CÓMO FUNCIONA EL TEST DE HIDRÓGENO ESPIRADO

Test, intolerancia, lactosa… Te lo explicamos todo bien: cuando se es intolerante a la lactosa, la mayor parte de esta azúcar no se descompone correctamente en el intestino delgado y llega al colon donde las bacterias lo degradan produciendo gran cantidad de hidrógeno libre. Este gas, además de provocar molestias, es absorbido por el torrente circulatorio y posteriormente eliminado mediante la espiración.

Este método de diagnóstico consiste en un test de intolerancia a la lactosa que mide la cantidad de hidrógeno que hay en nuestro aliento cuando respiramos. En el test de hidrógeno espirado, si las concentración de hidrógeno en aire es alta tras haber ingerido lactosa será un indicativo de que nuestro organismo no la procesa correctamente. Es una garantía de prueba: intolerancia, lactosa y certidumbre de si la tienes o no.

efectos Intolerancia a la lactosa

¿Cómo se realiza el test de intolerancia a la lactosa? Test, hidrógeno espirado y prueba de aliento

Este test consiste en una prueba de aliento para lactosa, con 50 gramos disueltos en agua por el médico. Tras ingerir esta dosis y esperar un rato, debemos soplar en un pequeño aparato que medirá la cantidad de hidrógeno presente en el aire que exhalamos. El aparato es similar al que los agente de tráfico utilizan para realizar los controles de alcoholemia y la prueba no requiere que se realice ninguna actuación invasiva. En el caso de los niños se usa igualmente un aparato de estas características o una mascarilla.

¿Cuál son los efectos secundarios de la prueba de intolerancia a la lactosa?

¿Te preguntas si el test ‘Intolerancia a la lactosa’ te puede causarte alguna reacción? Pues no vas desencaminado. Si realmente se es intolerante a la lactosa, tendremos los síntomas habituales después de realizar el test espirado hasta que nuestro cuerpo elimine todo el azúcar de la leche que hemos ingerido para que se pueda proceder al diagnóstico. Sin embargo, pasadas unas horas nos encontraremos perfectamente y sabremos a ciencia cierta si debemos eliminarla de nuestra dieta.

Imagen: Lactofan

Imprimir

1 comentario

Rocío Torres Rivera
0
A mi hijo le han hecho hoy la prueba del hidrógeno espirado y ya en la primera medición le subió a 79 de 9 de la basal, ha llegado hasta 190. Me han dicho que es intolerante y se ha sorprendido la persona que le ha hecho la prueba de lo alto que ha salido y mi hijo en si no tiene muchos síntomas. Estoy algo confundida. Alguien me puede ayudar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*