Razones para hacer yoga y sentirte bien por dentro y por fuera

Puede que no lo sepas todavía, pero hay muchas razones por las que hacer yoga. Pensarás: “¿Dedicar parte de mi escaso tiempo libre a meditar?” Claro que sí. Porque hacer yoga – al contrario de lo que pueda parecer – no es sentarse con las piernas cruzadas, con una ropa de hacer deporte nuevísima e impecable o poner cara de estar tranquilísimo y “a gustísimo” con la vida. Tampoco es simplemente “sentarse a pensar” como si diera igual hacer eso que sentarnos en el sofá con una revista del corazón entre las manos: hacer yoga es ejercicio completo y con beneficios para nuestro cuerpo tanto por dentro como por fuera. Pero, sobre todo, es una solución más que saludable para tres problemas del día a día con los que, seguramente, el 100% de los presentes nos sintamos muy, muy, muy identificados.

Razones por las que practicar yoga:

1) Para tener buenas digestiones

Pues sí, pues qué le vamos a hacer: vamos todo el día con prisa. ¡Ojalá tuviéramos 2 horas para comer y disfrutar de una merecida sobremesa! Pero como la vida no es un eterno domingo y no todos los días – ni mucho menos – tenemos el lujo de tomarnos todo el tiempo del mundo, pasa lo que pasa. Que comemos con prisa, que engullimos el plato que nos ponen por delante como si no hubiera un mañana porque tenemos una reunión ineludible en 10 minutos, o simplemente porque la comida rápida es lo que tiene.

Una mala digestión es fruto de muchas razones, y lo mejor para combatirlo es adoptar una actitud “yogui” ante la vida y, sobre todo, ante la hora de comer: mucho verde y productos sin lactosa conseguirán el equilibrio y la ligereza necesarios para afrontar esa reunión ineludible en 10 minutos con energía y sin malestar. Pero, físicamente, el yoga también ayuda con las súper-digestiones: ejercicios para mejorar el tránsito intestinal y para favorecer las respiraciones pausadas.

Eso sí: conviene practicar yoga en ayunas o dos horas después de comer (ya tenemos plan para después de la ya famosa reunión ineludible en 10 minutos).

Yoga-Beneficios-Buenas-Digestiones

2) Para reducir el estrés

Otra de las razones para hacer yoga es reducir el estrés del día a día. La gran batalla está aquí. A la izquierda y con 40 kilos de peso (o 50 después de las Navidades, cumpleaños, bodas, bautizos, comuniones y fechas señaladas), ceño fruncido y mal humor tenemos a Estrés, el cual ha ganado la batalla de la vuelta a la rutina en demasiadas ocasiones; a la derecha y con 0 kilos de peso, buena cara y una sonrisa que derrite a los asistentes, Relax, a quien nos encantaría conocer en profundidad pero que tiende a hacerse el loco cada vez que pasa (si es que pasa).

Ya conoces dónde encontrar y cómo combatir el estrés y ahora te proponemos otra gran técnica que es (¡SPOILER!) el Yoga. Los estiramientos, la predisposición a la meditación y la respiración acompasada harán que el estrés cumpla la célebre frase que toda madre que se precie ha pronunciado en más de una ocasión: “por un oído te entra y por el otro te sale”.

Lo ideal: practicarlo con esterilla y ropa cómoda. Pero si se trata de un ejercicio de emergencia ante un ataque de estrés inminente, cualquier sitio vale para practicar los ejercicios más sencillos.

Kaiku-Sin-Lactosa-Yoga-Beneficios-Relajación-Planes-Cuídate

3) Para olvidar el insomnio para siempre

Y por último, una razón Dormir… Ese bien tan preciado. Para esos días en los que parece que todo el mundo duerme doce horas (¿pero de dónde sacan tiempo? ¿existe una dimensión paralela en la que los calcetines no se pierden y podemos dormir catorce horas sin interrupciones?), cuando para ti las 8 horas de sueño reglamentarias ya te parecen un lujo, la respuesta es el Yoga. Realizar ejercicios suaves antes de ir a dormir ayuda a coger el sueño más rápido: sí, sabemos que con eso casi ninguno necesitamos ayuda gracias al encantador agotamiento durante todo el día, pero además ayudamos a aumentar la calidad del sueño. Cuando se duerme bien, el despertar es infinitamente mejor: ni los niños, ni el grifo estropeado de por la mañana, ni las malas noticias podrán quitarte la energía matutina: “que me quiten lo bailao/dormido”, como tan bien señala la sabiduría popular.

¿A qué no esperabas tantas cosas buenas dentro de una palabra de tan solo 4 letras? Pues decidido; quítate el miedo a practicar algo nuevo y sobre todo ultra-relajante (nunca subestimes el poder del relax). Como guinda: trae buen Karma, ¡y nunca se sabe cuándo lo podemos necesitar!

Kaiku-Sin-Lactosa-Beneficios-Yoga-Para-Dormir-Mejor

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

vida sana