03AGO 18

Receta de musaka sin lactosa, como si estuvieras en Grecia

Receta de musaka sin lactosa, como si estuvieras en Grecia

Cierra los ojos y disfruta de las vistas blancas y azules de Santorini, o de las ruinas de Atenas. Ahora abre los ojos y observa la cocina de tu casa; nada que ver. Pero por eso te traemos uno de los platos más típicos y deliciosos de la gastronomía griega: la receta de musaka pero esta vez, con bechamel sin lactosa. La lasaña más griega llega a tu cocina para quedarse, porque una vez pruebas la musaka, ya nada es lo mismo.

Se puede viajar sin moverse de casa con una cosa: la comida. Así que hoy viajarás hasta Grecia para comer la musaka griega de verdad con esta receta tan fácil. ¿Estás listo? Sigue leyendo de camino al súper porque querrás hacerla ya de ya.

RECETA DE MUSAKA SIN LACTOSA: MUSAKA DE CARNE GRIEGA

Ingredientes para la receta de musaka griega de carne sin lactosa

Son unos cuantos para esta receta de musaka, pero son fáciles de encontrar, prometido.

    • 1/2 kilo de carne picada de ternera
    • 1 kilo de berenjenas
    • 2 tomates grandes
    • 2 cebollas
    • 4 dientes de ajo
    • 1/2 litro de salsa bechamel sin lactosa
    • 1 cucharadita de canela molida
    • Perejil y menta picados al gusto
    • 1 chorro de vino blanco
    • Queso rallado sin lactosa Kaiku Sin Lactosa
    • Sal y pimienta

Receta de musaka sin lactosa

Cómo hacer musaka de berenjena y musaka de carne, receta la auténtica receta griega

  1. Las berenjenas harán de láminas de pasta como en la lasaña. Córtalas muy finas en rodajas y añade sal para que suelten todo el amargor. Que reposen durante media hora.
  2. Una vez estén “sudadas”, las pasamos por agua fría y con un papel de cocina retiramos el exceso de agua. En una sartén con aceite caliente, freímos las rodajas de berenjenas y las apartamos sobre un papel absorbente.
  3. Picamos los tomates en trozos grandes, picamos muy fino las cebollas y el ajo y salpimentamos la carne picada.
  4. Ahora toca hacer el relleno de la musaka. En una sartén con un poco de aceite pocha la cebolla con el ajo y seguido añade la carne picada junto con las especias: la menta, el perejil y la canela.
  5. Cuando esté durante cinco minutos al fuego, añadimos el tomate picado y el vino blanco. Removiendo suavemente durante 15 minutos nos saldrá una salsa riquísima.
  6. Una vez tengas la bechamel sin lactosa preparada, enciende el horno a 180 grados. Es hora de montar.
  7. En un recipiente para horno añadimos un poco de aceite al fondo y ponemos una capa de berenjenas fritas. Seguida, una capa de carne picada, después la bechamel sin lactosa y repetimos un par de veces esta suculenta cadena.
  8. Finalmente, como no podía ser de otra forma, coronamos la musaka con queso rallado sin lactosa e introducimos al horno unos 20 minutos. Después, otros 5 minutos más gratinando y listo.

Esta receta de musaka se puede comer caliente, templada o fría. Siempre estará buena, y tu mente y tú estaréis disfrutando de los mares Jónico y Egeo, aunque sea sólo con el pensamiento. La intención es lo que cuenta.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*