Receta de panacota: Nuestra receta sin lactosa paso a paso

El verano y el calor se acercan y toca despedirse del horno por un tiempo. Pero que no cunda el pánico, en la cocina siempre hay alternativas y nuestra receta de panacota sin lactosa reúne todo lo que queremos en este momento: ligera, cremosa, fresquita, dulce pero no tanto y muy versátil. El postre con nata líquida más famoso del país transalpino suena mejor con acento italiano: panna cotta y hoy en Kaiku Sin Lactosa queremos compartir la receta con vosotros.

Hacer panacota casera sin lactosa es tan fácil que de lo único que te tendrás que preocupar es de tener espacio en el frigorífico. Su nombre se traduce directamente como “nata cocida” y resume básicamente el proceso de la receta, en la que se cuece la nata infusionada con los aromas que más te gusten, se solidifica con gelatina y se deja enfiar en un molde pequeño o en una flanera. Para que este postre sea aún más ligero y apto para intolerantes, la clave es emplear la nata líquida para cocinar sin lactosa de Kaiku Sin Lactosa. No notarás la diferencia en el sabor pero sí en su pesadez.

A partir de una base suave se pueden crear mil combinaciones y si son con frutas de temporada, mejor. Las hay más refrescantes, como la panacota con mango o la panacota de limón, y más intensas, como la panacota de café o la panacota de chocolate blanco. En definitiva, las opciones de este postre italiano, hermano del flan y del yogur, son infinitas.

Receta de Panacota sin lactosa: ¿Cómo hacer panacota casera sin lactosa?

receta panna cotta sin lactosa

Tiempo de elaboración: 15 minutos

Ingredientes para la receta de panacota sin lactosa:

  • 2 sobres de gelatina (10 gr)
  • 500 ml de nata liquida Kaiku Sin Lactosa
  • 100 gr de azúcar
  • 1-2 cucharaditas de esencia de vainilla

Pasos de la receta ligera de panacota sin lactosa:

  1. Empieza metiendo las hojas de gelatina en un recipiente con agua fría. Tardará en torno a 10-15 minutos en ablandarse, tiempo en el que puedes ir preparando la nata líquida.
  2. Poner la nata sin lactosa a cocer con el azúcar
  3. Añadir el interior de una vaina de vainilla, o en su defecto, una cucharada pequeña de extracto de vainilla. Mezclar todo bien.
  4. Llevar la nata sin lactosa a cocción, después apartar del fuego y meter en el cazo la gelatina bien escurrida. Mezclar de nuevo.
  5. Verter todo el contenido en moldes y dejar que se enfríe hasta llegar a temperatura ambiente. En ese momento, introducir en el frigorífico y esperar 6 horas a que se solidifique la nata levemente.

Panna Cotta sin lactosa, ideas para servir este postre

A la hora de servir la panacota sin lactosa es importante darle algo de calor antes de desmoldarla. Si se introduce la base del molde en agua caliente, el proceso será muy sencillo.

frutos rojos panacota sin lactosa

Una de las ventajas de este postre es su versatilidad. A la propia mezcla se le puede añadir cualquier ingrediente durante el cocinado para que infusione y dé sabor. Cuando es el momento de servir, desde Kaiku Sin Lactosa somos fans de la combinación de panacota con fruta fresca de temporada.

Frutas de verano, como las fresas, cerezas, arándanos, alberges o melocotón, por ejemplo, quedarán perfectas picadas junto a este postre. Para darle un toque más “pro” puedes hacer una confitura con alguna de estas frutas batidas, agua y un toque de miel.

En nuestro vídeo podrás ver cómo servimos la panacota sin lactosa con frutos rojos.

Conservar la panacota

Este delicioso postre lácteo (pero sin lactosa) se conserva perfectamente durante dos o tres días en el frigorífico. Lo ideal es cubrirlo con papel film o con un tape para que no absorba ningún aroma ajeno.

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

nata para cocinarpanacotaPanacota de veranopanacota sin lactosapostres ligerosPostres sin hornoreceta de panacotarecetas con nata para cocinarrecetas fáciles para el verano