Recetas de navidad: el mejor menú para Nochebuena

Recetas de navidad: el mejor menú para Nochebuena

Marchando recetas de navidad del día 24 de diciembre: por muchas comidas y cenas entre compañeros de trabajo y amigos que llevemos, el pistoletazo oficial de salida de la Navidad no llega, oficialmente, hasta esta noche. Es ahora cuando el espíritu navideño, sí o sí, se adueña de nosotros, y hace que nos sentemos a la mesa decorada con otros ojos y, ¿por qué no?, otro paladar. Es una cena para ponerse al día, para hacer planes, para disfrutar de la comida lentamente mientras hablamos y, por un momento, irse muy, muy lejos de la rutina. Sí: por mucho estrés que represente la preparación, las recetas navideñas son como yoga para la mente (más o menos).

Por eso, este año os planteamos un menú a base de pequeños bocados que os permitan realizar la preparación con tranquilidad y dedicaros a disfrutar de una deliciosa y ligera comida o cena. ¿Ya estáis preparados?

Recetas de navidad para los entrantes

“En la variedad está el gusto” es una de las afirmaciones que mayor verdad encierran, sobre todo en el terreno de la cocina. Poder probar un poco de todo es el sueño de todos aquellos amantes de ir de pinchos el resto del año, así que ¿por qué no ofrecer esa suculenta posibilidad en el menú de Nochebuena?

  • Foie con manzana caramelizada:

Esta delicia típica de las recetas de navidad puede degustarse de muchas formas distintas, y en esta ocasión optamos por una opción sencilla, rápida y sobre todo, muy apetecible. Sólo necesitamos un bloc de foie gras de unos 200 gramos, 2 manzanas Golden y azúcar moreno al gusto. ¿Y la elaboración? Precalentamos el horno a 180 grados, y mientras tanto, mezclamos en una sartén 3 cucharadas de azúcar moreno y las manzanas cortadas en láminas finitas. Cuando cojan el punto que buscamos (hay tantos paladares como personas), colocamos las manzanas en unas tostaditas integrales, con los trozos de foie por encima. Horneamos durante 10 minutos y ¡listo!

  • Croquetas de queso Kaiku Sin Lactosa:

¡A la rica croqueta! Como segundo aperitivo de recetas navideñas, os proponemos un toque distinto a la tradicional croqueta. ¿Comenzamos? Necesitaremos 3 lonchas de queso gouda Kaiku Sin Lactosa; 100ml de aceite de oliva virgen extra; 70g de harina; 1 cebolla pequeña; 280ml de leche; sal; nuez moscada; pimienta; huevos y pan rallado. Picamos la cebolla en pequeños trozos y la pochamos en aceite, incorporando la harina y después la leche, sin dejar de remover. Cuando la masa espese, añadimos nuez moscada y sal al gusto. Por último, incorporamos el queso y seguimos moviendo la masa hasta que esté todo incorporado. Retiramos la masa, la aplanamos y dejamos enfriar. Una vez listas, damos forma de croqueta y las rebozamos en huevo y pan rallado. El último paso, freírlas y disfrutarlas y, sobre todo, ¡descansar los brazos para ir a por el siguiente plato!

 Recetas de navidad para entrantes

Recetas navideñas para el plato principal

Ahora es nuestra ocasión de lucir nuestras recetas de navidad y demostrar nuestra vertiente más “chef” y de demostrar nuestros progresos en la cocina durante el año que termina (¡no van a ser sólo los de Top Chef los afortunados!). Para ello, nos inspiramos en una de las recetas navideñas más tradicionales, con un giro ligero: el pavo, una carne blanca y fácil de digerir, y todo un sinónimo de ocasión especial. ¡A por él!

Ingredientes para incluirlo en tu menú: un pavo grande, aceite de oliva, sal, pimienta negra, y algunas hojas aromáticas. El gran Jamie Oliver sugiere romero, ¿os atrevéis? Para el relleno, utilizaremos también cebolla, aceite de oliva, sal, pimienta, nuez moscada, y 300 gramos de carne picada (en función de lo grande que sea el pavo). Podéis añadir también un poco de pan rallado para que el relleno se mezcle mejor.

Preparación: La mentalidad zen empieza antes de la cena de Nochebuena, porque preparar un pavo relleno no es difícil pero sí requiere mucha paciencia. ¡Empezando por lavarlo! Sí, debemos asegurarnos de limpiarlo bien y de que no queden restos de agua que puedan arruinar nuestra receta. Preparamos además una pequeña mezcla de aceite, sal y pimienta para rociar bien la carne y que coja sabor.

Mientras nos dedicamos a estas tareas preparatorias más sencillas, precalentamos el horno a 180º y comenzamos con el relleno. El primer paso es mezclar los ingredientes (salvo la carne) troceados en una sartén durante unos 5 minutos a fuego medio. Fundamental: lo dejamos enfriar bien antes de meter las manos en la mezcla para hacer un relleno homogéneo con la carne picada y el pan rallado (¡no queremos que ninguno os paséis las Navidades 2018 con las manos quemadas!). Cuando el relleno quede bien mezclado, rellenamos el pavo que habíamos preparado de manera que no quede demasiado embutido (si sobra no pasa nada; recordad: las sobras son el mejor amigo del hombre, y un bien muy preciado en estos días tan ajetreados en los que las sobras cambian su nombre por “tupper salvavidas”).

A partir de ahí, queda esperar: lo metemos en el horno con las hojas de romero y un poco de papel de plata, y vamos comprobando poco a poco para que no haya zonas de la carne que queden más secas. Si observamos que éste es el caso, vamos recubriendo estas partes con el propio jugo de la carne. Cuando lleve unas dos horas en el horno, retiramos el papel para que la piel también quede tostada y crujiente. Esperamos otra hora, comprobamos si está listo pinchando con un tenedor o cuchillo, y ¡listo para dejar enfriar!

Como receta de navidad fácil para la guarnición, os proponemos unas patatas al horno (¿a quién no le gustan? Es una apuesta segura frente a cualquier comensal), acompañadas de una salsa de boletus hecha a base de una mezcla de setas y nata para cocinar Kaiku Sin Lactosa. Receta en tres pasos: sofreír setas y cebolla, añadir nata y sal, batir bien. ¿A que es tan fácil que dan ganas de ponerse ya a hacerla?

Menús de Navidad: ahí llega el postre

Lo sabemos, ya os habéis lucido más que suficiente con las recetas del pavo y las croquetas. Pero un poco de dulce nunca está de más, y menos con estos bombones caseros tan sencillos (y que pueden hacer incluso los niños, tan necesitados de entretenimiento en estos días vacacionales que, para los padres, parecen tener muchas horas más que los días del resto del año).

Ponemos al baño maría cacao (el más puro posible) y, cuando esté casi derretido, añadimos leche desnatada Kaiku Sin Lactosa y una pizca de azúcar. Removemos bien y ponemos la mezcla en moldes pequeños que podamos meter en el frigorífico. ¡Ojo! No es un postre casero para hacer a última hora, tenemos que dejar suficiente tiempo para que los bombones queden justo en su punto (así que ya sabéis, el día 22 los niños ya tienen una tarea adicional además de estar atentos a los números de la lotería).

Recetas de navidad para postres

Y ya lo dice el villancico popular: esta noche es Nochebuena, y mañana Navidad. Por eso, una cena nutritiva pero ligera al 100% nos hará estar más que preparados para afrontar la comida del 25 de diciembre con las ganas que se merece. Esperamos que recibáis muchos halagos por vuestros progresos culinarios gracias a estas recetas. ¡Felices (y muy ligeras) fiestas!

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*