Cómo hacer la salsa tzatziki con la que viajarás a Grecia en un instante


Valoraciones: 5,00

Si hay algo delicioso que puedes hacer con yogur es la salsa tzatziki. Desde crudités hasta carnes y pescados, esta preparación de origen griego funciona a la perfección casi con cualquier cosa.

Por eso, en Kaiku Sin Lactosa te contamos cómo preparar la tuya y sorprender a tus invitados con esta rica y nutritiva forma de acompañar platos o innovar con tus aperitivos. Y lo mejor de todo es que puedes hacer una salsa tzatziki deliciosa sin preocuparte por las molestias que provoca la lactosa, por lo que nadie podrá resistirse a probarla.

Salsa tzatziki, la estrella griega

Tan famosa como sabrosa, la salsa tzatziki es una preparación bastante sencilla, aunque tiene sus secretos. Lo ideal es hacerla el día anterior para que sus sabores estén más potenciados y escurrir bien el pepino para que no quede muy aguada.

Es una salsa, un entrante y en ocasiones también se prepara como una sopa fría. Perfumada y con un toque cítrico, tiene claras influencias orientales y eslavas. Es posible encontrarla con otro nombre en lugares como el sur de los Balcanes, Anatolia y Chipre, donde es un plato típico del verano. En Turquía se elabora una salsa muy similar que se llama “cacik”, diferenciándose en las proporciones de los ingredientes que se utilizan.

Los griegos la aplican como acompañamiento de platos tradicionales tales como el “gyro” y también el “kebab”. Como entrante suelen usarla para mojar con pan de pita.

Prepara tu propia salsa tzatziki sin lactosa

salsa tzatziki

Tiempo de preparación: 10 minutos.

Tipo de cocina: griega, Medio Oriente.

Ingredientes:

Paso a paso: cómo hacer una salsa tzatziki perfecta y sin lactosa

La salsa tzatziki es solo una de las tantas recetas con yogur que puedes crear para darle un toque especial a cada comida. Así que prepárate para probar esta receta, ¡querrás repetirla una y otra vez!

Te recomendamos utilizar el yogur griego Kaiku Sin Lactosa con limón, no solo porque es el que lleva la receta original, sino también porque le da una textura más cremosa y ya viene con el zumo de limón incorporado.

Paso 1: preparar el pepino

Lo primero es pelar el pepino, abrirlo por la mitad y con la ayuda de una cuchara extraer la zona central que tiene las semillas. Si las añadimos a la salsa puede quedar demasiado líquida y perder su gracia.

 

A continuación rállalo muy fino, coloca las hebras en un colador y espolvoréalas con un poco de sal. Deja reposar unos cinco minutos, después presiona con una cuchara para que termine de escurrir el agua.

Paso 2: mezclar

Coloca en un bol el pepino escurrido, el aceite y el yogur griego con limón Kaiku Sin Lactosa. Añade los ajos, la menta o perejil y el eneldo, picados muy finos. Mezcla bien, de manera que los ingredientes queden integrados y que se forme una especie de crema, lo más homogénea posible.

Paso 3: enfriar la salsa tzatziki

Deja reposar la mezcla en la nevera al menos treinta minutos antes de servir. Aunque lo ideal es que enfríe algunas horas, o incluso prepararla el día anterior, para que los sabores queden mucho más concentrados y sea aún más refrescante.

 

Cuando vayas a consumir la salsa tzatziki es recomendable sacarla diez minutos antes para que no esté muy fría. Puedes servirla acompañando unos crudités, que son verduras crudas en trocitos finos, como la zanahoria o las endibias. También puedes preparar un pan de pita o ¡lo que se te ocurra para untar!

 

Prueba esta deliciosa receta de salsa tzatziki y ¡no te olvides de contarnos qué tal te ha salido!

Imprimir

¿Te ha gustado esta receta? Déjanos tu valoración:

Valoraciones: 5,00

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

gastronomíasalsassin lactosa