¿Qué tipos de intolerancia a la lactosa existen?

1
¿Qué tipos de intolerancia a la lactosa existen?

La intolerancia a la lactosa es una alteración en el proceso digestivo que presentan muchas personas en todo el mundo. Es importante saber que existen diferentes tipos de intolerancia a la lactosa y que, aunque son problemas que suelen aparecer tras el consumo de este componente de la leche, no siempre responden a las mismas causas. En Kaiku Sin Lactosa te lo contamos al detalle.

¿Cómo saber si soy intolerante a la lactosa?

En general, la primera señal aparece cuando presentamos algunos síntomas como flatulencia, hinchazón o cólicos justo después de ingerir lácteos. En este sentido toda persona que tenga malestar tras consumir productos con lactosa debería acudir a un especialista. De considerarlo necesario y según cómo se presenten, el médico te indicará alguno de los cuatro posibles tests para saber si tienes este problema.

Tipos de intolerancia a la lactosa

Como comentábamos, existen dos tipos de intolerancia a la lactosa: uno de ellos se produce por alguna razón puntual y puede ser temporal, mientras que el otro es permanente y hereditario. Ambos se dan en diferentes grados, e incluso en algunos casos, como en el de la intolerancia primaria, puede ir incrementando de nivel conforme el paso de los años.

Intolerancia adquirida o secundaria

En este caso, la persona no presenta el problema desde el primer momento de su vida, es decir, no nace con esta alteración digestiva.

La intolerancia secundaria, o también llamada intolerancia adquirida, es la más común. Suele estar provocada por alguna afección intestinal temporal, por una enfermedad o por el consumo de un medicamento. Cualquiera de estas causas puede generar la supresión de reservas enzimáticas en el tracto digestivo, generando así el problema. Este tipo de trastorno es el más común, y es reversible o temporal.

Las infecciones gastrointestinales pueden afectar a la mucosa del intestino, alterando la producción natural de las enzimas encargadas de digerir la lactosa. Esto también puede generarse por alguna enfermedad crónica, como la malnutrición, enteritis actínica o gastropatía diabética, entre otras. Asimismo, algunos fármacos también pueden causar daño en la mucosa y en las microvellosidades del intestino, generando futuras complicaciones en la digestión de la lactosa.

Primaria o genética

El otro tipo de intolerancia a la lactosa, bastante menos común, es la intolerancia primaria o genética. Esta clase es hereditaria, permanente y por lo general determinada por una predisposición genética de la persona.

En este caso se produce una pérdida gradual de la capacidad de digerir la lactosa. Por tanto, quien la padece, suele notar como poco a poco la ingesta de lácteos les va causando cada vez mayores síntomas. Este tipo de intolerancia puede ser diagnosticada desde la infancia y también se asocia al grupo étnico o a la raza, ya que existen regiones del mundo donde el 90% de la población es intolerante a la lactosa.

Sin embargo, las personas que presentan intolerancia primaria también pueden mantener una vida normal a través de los productos sin lactosa. Así podrán consumir leche, yogur o quesos sin tener problemas en su digestión y disfrutando de las propiedades de estos productos lácteos.

Siempre hay opciones adecuadas

¿Tienes alguno de los tipos de intolerancia a la lactosa? ¡No te preocupes! No es un problema grave y en ambos casos puedes reemplazar la mayoría de los productos lácteos por los mismos pero que no tienen lactosa. En realidad, no es que no la contengan, sino que se les añade aquella enzima que tú no produces, la lactasa, para que tu cuerpo pueda hacer la digestión sin trastornos. Tampoco te pierdes los beneficios que esta molécula aporta, ni de ningún nutriente.

Pero ¿sabes qué es lo mejor? Que cualquiera puede consumir productos lácteos sin lactosa. Porque sí, si preparas algo con algunos de ellos para otras personas que no son intolerantes, no tendrán ningún problema y además te lo agradecerán porque su digestión será mucho más ligera.

Imprimir

1 comentario

nieves
0
Quisiera que las personas se informen bien sobre las aALERGIAS y las INTOLERANCIAS. ejem.(si te tomas un café con leche y luego das un beso a un alérgico a la leche, le da una reacción alergica... si haces lo mismo con una persona que tiene intolerancia no pasa nada)

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

Intoleranciasin lactosa