Trucos para organizarte la agenda

A los que nos hemos dado una (o más) vueltas por la zona de vuelta al cole de las librerías y papelerías, seguro que nos ha entrado la tentación de renovar agenda: y más ahora cuando parece que se acumulan las tareas tanto dentro como fuera del trabajo. ¿Algún truco infalible para no volverse loco? La receta definitiva para el multitasking aún no ha salido a la luz (confiemos en que no tarde), pero sí hay buenas maneras para organizarnos bien el día desde el papel… y para conseguir que nuestra agenda parezca sacada de un tablero de Pinterest.

  1. Establece un sistema: será más fácil recordar tus tareas si diseñas una manera mejor de recordarla. ¿También os han entrado ganas de estrenar lápices de colores? Pues adelante, porque son una gran ayuda para la memoria fotográfica, apuntándonos por ejemplo las reuniones en rosa, los informes rutinarios en azul, los proyectos urgentes en rojo, o las actividades “extraescolares” en naranja. Es además una manera de mantener la agenda limpia y de que hacer malabarismos entre tantas actividades cueste un poco menos.Consejos_Para_Organizarte_Agenda
  2. Recuérdate con antelación los proyectos a largo plazo: si a fecha 15 de septiembre nos apuntamos un deadline para diciembre, tenemos muchas papeletas de irlo dejando. Escribir recordatorios periódicamente y con antelación y utilizar los calendarios mensuales es una manera de no darnos sustos de manera tardía.
  3. No subestimes el poder de tachar: puede convertirse en una gran motivación para afrontar nuestra lista de tareas, y para ayudarnos a evaluar nuestra carga de trabajo y saber dimensionar las actividades.Tips_Organización_Planificación_En_La_Oficina
  4. Utilizar post-its: son extremadamente útiles para gestiones ocasionales que quizá no merecen ser apuntadas como tal en la agenda (“recoger tintorería”; “clase de yoga cancelada”) o que pueden variar de día en función de la urgencia que tengamos (cosas que apuntemos un lunes pero que, por carga de trabajo, no nos quede más remedio que llevar a cabo el viernes). Es también una manera de destacar actividades que no queremos que se nos olviden.
  5. Llevarla a mano: Es muy bonito tener una agenda llena de colores vivos y post-its “cuquis” con frases motivacionales, pero sirve de poco si no la tenemos a mano cuando necesitemos apuntar cosas. Es recomendable tenerla sobre la mesa mientras estemos trabajando, y llevarla a reuniones o jornadas de trabajo fuera de la oficina para poder anotar tiempos y ver si la fecha propuesta coincide con algún acontecimiento importante. ¡La memoria no es perfecta, pero una agenda sí puede serlo!Kaiku_Sin_Lactosa_Blog_Consejos_Prácticos_Productividad

¿Listos para un nuevo curso lleno de malabarismos? Nosotros ya tenemos los lápices preparados.

Kaiku_Sin_Lactosa_Da_El_Paso_Blog

 

 

Imprimir

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

*

LO MÁS VISTO

CATEGORÍAS

POSTS RELACIONADOS

FACEBOOK

TWITTER

INSTAGRAM

TAGS

estilo de vidalivingsinlactosa